lunes, 16 de febrero de 2015

2 La Creación / Directores y Seres de los Elementos

DIRECTORES Y SERES DE LOS ELEMENTOS
Cuando el planeta Tierra iba a ser creado, Virgo y Pelleur (Rayos Gemelos) ofrecieron Sus servicios para producir o suministrar la sustancia del elemento tierra que sostendría la forma para el elemento agua, así como también la sustancia (estacionaria) o de una de una tasa vibratoria que soportaría el peso de los cuerpos de la humanidad, y sobre la cual ellos podrían vivir. Esta sustancia tierra fue creada de los átomos formados por la atracción de electrones puros alrededor de un núcleo central. La sustancia de la Tierra en el principio era completamente pura y de una tasa vibratoria más rápida que ahora, por consiguiente, no tan densa. Era similar a lo que conocemos hoy como éteres. Otros planetas funcionan a una vibración más rápida, según el plan original. El elemento tierra fue originalmente una sustancia pura, los colores de los siete Rayos interactuaban a través de éste y producían un resplandor iridiscente. La radiación de Pelleur desde el centro permeaba toda la Tierra.
Los Directores de los Elementos —Virgo, Neptuno, Aries y Helios o un Director del elemento fuego, con Sus seres de los elementos—, los Dioses de las Montañas y del Mar, Amarilis (la Diosa de la Primavera) y los diferentes Devas, crearon entonces montañas, ríos, valles, minerales y la vida vegetal, árboles, arbustos, flores y todo eso que iba a embellecer el planeta. Se pusieron oro y joyas en la Tierra para que emitieran radiación. Estos crecieron de manera similar a como crecen las plantas, mediante la radiación de los grandes Seres que dirigen estas actividades.
Toda la creación se llevó a cabo al ritmo de la música. Mientras tanto, el Dios-Sol y la Diosa-Sol atrajeron a las individualizaciones para poblar el planeta.
Cada vida individual no comienza al nacer el cuerpo físico sino con la proyección hacia adelante de un Rayo de luz desde los corazones del Dios-Sol y la Diosa-Sol. Al final de ese Rayo, una Llama inicia su existencia, una Llama Triple, alrededor de la cual se une la Sustancia-Luz, y tiene lugar entonces la creación de la Divina Presencia, conformando así una Llama-Divina individual. La conciencia [awareness] del “YO SOY” de parte de la Llama Triple la hace un individuo con libre albedrío. La Llama Divina es entonces un Creador Individual— un co-creador con Dios, la Presencia “YO SOY” Cósmica.
De momento, ésta habita en el aura de los Padres-Dioses. Algunas dan marcha atrás y se des-individualizan otra vez. Las que escogen ir más allá en el esquema de la creación, proyectan dos rayos— Rayos Gemelos. En el extremo de cada uno de estos Rayos proyectados arde una Llama Triple, alrededor de la cual se atrae la Sustancia-Luz que conforma lo que se conoce como el Cuerpo Electrónico. Dentro de este Cuerpo Electrónico mora el “YO SOY” que se auto-reconoce como un Individuo, al cual denominamos la Presencia “YO SOY”.

Libro: "La Ley de la Vida" Vol. 2 por A.D.K Luk… Serapis Bey Editores, S.A.

*amma

No hay comentarios:

Publicar un comentario