lunes, 9 de febrero de 2015

2 La Creación / Los Elohim

LOS ELOHIM
Los Siete Elohim construyen la forma de los planetas y representan la actividad o radiación mental, así como los Siete Arcángeles representan y suministran la actividad o radiación de los sentimientos espirituales.
Los siete Elohim obtienen el diseño de la Guardiana Silenciosa Planetaria. Los Elohim (masculino y femenino) proyectas hacia adelante sus rayos combinados de Luz y allí donde éstos se encuentran o cruzan se forma el átomo permanente—la Llama Triple— alrededor del cual se atrae la Sustancia-Luz Electrónica, creando el planeta. Estos dos Rayos son los Dos Rayos Permanentes para ese planeta.
En el centro del planeta está el foco magnetizador, una acción similar a la Llama Triple en el corazón, que sostiene juntos los átomos del cuerpo físico. Esto conforma el poder cohesivo para los electrones o átomos de los elementos tierra, agua y aire.
Tiene que haber una gravedad natural—un tirón magnético para que un planeta sujete así las cosas y la humanidad; esto es controlado por el Cetro de Poder que se mantiene en Shamballa. Junto con este tirón magnético la humanidad ha atado sus energías a la sustancia tierra por medio de deseos humanos y apetitos de los sentidos, lo cual constituye la pesada fuerza de gravedad de la Tierra; evitando así la levitación —que debería ser una actividad natural. Ésta es la fuerza aglutinante.
Hay Seres Cósmicos que ofrecen Su servicio para constituir el eje —tal como Polaris y Magnus, quienes actualmente sostienen el eje de la Tierra.
La Tierra fue creada por medio de la descarga rítmica de la proyección de los Siete Elohim por un largo período de tiempo hasta que se alcanzó un punto de consumación [completeness], , la Llama Triple en el centro inició su función y la Tierra comenzó a rotar sobre Su eje. Es la radiación desde el Sol la que causa que un planeta gire sobre su eje y se mueva en su órbita alrededor del Sol.

Cuando los elementos fueron atraídos y reunidos, la energía lumínica desde el Sol (el elemento fuego) interpenetró el planeta, estableciendo el poder fecundador del elemento fuego; y los distintos Seres Cósmicos dieron a Sus elementos específicos—virtudes que hicieron al planeta un lugar habitable para las Llamas individualizadas en la forma física.

Libro: "La Ley de la Vida" Vol. 2 por A.D.K Luk… Serapis Bey Editores, S.A.
*amma

No hay comentarios:

Publicar un comentario